¿Comprar o alquilar un inmueble?

 

“Ser propietario siempre es mejor, alquilar no es muy conveniente”

Durante mucho tiempo ha existido la idea de que alquilar un inmueble es malo o cómo diría mi mamá (aquí Hernán escribiendo), “es una tiradera de dinero” y pues como consecuencia, mucha gente decide comprar basándose en la idea de que “ser propietario siempre es mejor”. Comprar un inmueble para vivir puede ser o no una buena decisión y en este artículo les explicaré por qué. 

El gasto de vivienda es el más importante y significativo para la mayoría de las personas y por esa razón, debemos tomar decisiones sensatas. Elegir dónde y cómo vivir, no es al 100% una decisión financiera, sino que existe un componente emocional que algunas veces puede nublar la lógica en las decisiones. 

Pero bueno hagamos las cosas simples, ¿Cuál es el costo de alquilar un inmueble? Exacto, el costo de la renta. 

Ahora, ¿Cuál es el costo de ser propietario de un inmueble? La respuesta aquí es un poco más compleja ya que este costo se divide en tres categorías: costo de capital, reparaciones e impuestos. 

La regla del 5%, te ayudará a tener una mejor idea si debes comprar o alquilar

 

Es aquí donde la regla del 5% nos aclara el panorama. Básicamente lo que hace es comparar el costo de ser inquilino con el de ser propietario y puede aplicarse tanto para una propiedad en la que se tiene interés como en una propia.

Lo primero que debemos saber es el valor del inmueble y de la renta anual del mismo. En caso estemos evaluando un inmueble propio, tomemos como referencia las rentas de los inmuebles de la zona con características similares. 

Luego, esa renta anual la dividimos entre 5% y si el resultado es menos que el valor del inmueble, nos conviene alquilar y si es mayor, nos conviene comprar. 

Puede parecer un poco confuso pero aquí se los explico con un ejemplo. 

Digamos que estamos interesados en un inmueble que tiene un valor de venta de $250,000 y que la renta, en caso sea alquilado, es de $1,000. La renta anual es de $12,000 y dividido entre 5%, da $240,000. Como el resultado es menor que el valor de venta del inmueble, el costo de ser inquilino es es más bajo que el de ser propietario, por ende no convendría comprar el inmueble. 

Así, el capital que iba a ser colocado como depósito podría ser invertido en alguna otra cosa.

Este análisis es bastante básico y general, por eso debemos también considerar otras variables antes de tomar una decisión pero de igual forma nos ayuda a tener un panorama un poco más claro sobre si comprar o alquilar.

Vivir alquilar no siempre está mal, se tenía que decir y se dijo ✍🏻

Quiero recalcar que vivir en un inmueble alquilado no está mal ni es un error, siempre y cuando estemos invirtiendo nuestro dinero (en las infinitas opciones que hay, miren nuestro marketplace) y buscando que esas inversiones se encarguen de pagar nuestra renta e incluso, la hipoteca de algún inmueble de inversión. 

Si están interesados en invertir en propiedades para alquilar y que estas se paguen prácticamente solas, les recomiendo hacerlo a través de Proper, dale click AQUÍ y deja tus datos para que un asesor se ponga en contacto contigo. 

Y si están ya dando ese paso y quieren recuperar el seguro de desgravamen, recuerden que pueden hacerlo con un seguro de vida, aquí también les dejamos el contacto de nuestro asesor de seguros de confianza para que los guíe en este proceso. Deja tus datos AQUÍ

Comparte:

No comment yet! You will be the first to comment.

Add Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VER MÁS

Artículos Relacionados

El futuro del metaverso

¿Qué hace Roblox?   Los últimos años han sido una bendición para la industria de los videojuegos, con el mundo